Su tía se aprovechó de que estaba enfermo

La madurita tiene 46 años, pero quien lo diría. Su cuerpo es perfecto, y solo algunas arrugas delatan su edad. De vez en cuando disfrutaba grabándose mientras se desnudaba y masturbaba, era uno de sus vicios. Pero ese día sería diferente. Su sobrino había ido a pasar unos días a su casa y estaba con gripe en la cama. Tras tocarse y grabarse un rato decidió ir a ver como se encontraba, pero lo que en realidad buscaba era poner caliente a su sobrino.

Le llevó algo de comer, pero poco después estaba destapándolo para verlo desnudo. Allí pudo ver su polla, y nada más vérsela se desnudó y comenzó a hacerle una mamada impresionante. Finalmente la madura consiguió lo que quería y su sobrino estaba follándosela con las ganas que un tío joven pone cuando se coge a una cuarentona.

Al final como puedes ver toda su leche cayó en la cara de la madura, la dejó bien maquillada con su semen.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS