Su hija era una guarra, por eso se la folló

Mientras hablaba con su esposa escuchaba gemidos procedentes de la habitación de su hija. Era inconcebible y el hombre fue a ver que sucedía. Allí la pilló con su ropa interior y la mano dentro de su tanga masturbándose como una zorra. Tenía su tanguita tan mojado que el hombre se quedó con la boca abierta. Tras percatarse de lo que sucedía comenzó a gritarle a su hija haciéndole ver algo evidente, que era una guarra. La masturbación es algo normal en todo el mundo, pero para este hombre bastante rígido y estricto le resultaba algo sucio.

Se acercó a su hija y siguió echándole la bronca hasta que se percató de su mirada de chica inocente. Fue entonces cuando de nuevo cayó rendido a los pies de su chica del alma, a la cual adoraba. No tardó mucho aquella inocente jovencita en sacar la polla de su padre para compensarle haciéndole una impresionante mamada. Aquello estaba muy mal, nunca un padre y una hija deberían hacer algo así, pero ellos lo hicieron y además a escasos metros de donde estaba la madre de la chica.

De hecho su esposa estuvo a punto de pillarles, pues después de un rato se puso a limpiar el suelo de la casa e incluso llegaron a verla mientras follaban. No parecen una familia ejemplar, pero ¿que familia lo es?

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS