Se pajeaba viendo a su hijastra ducharse, hasta que entró a por ella

No se conformó con solo mirarla desnuda, quiso llegar mucho más lejos. Por eso este anciano degenerado entró en el cuarto de baño cuando su hija salía de la ducha con tan solo una toalla cubriendo su bonito cuerpo. Imagínate a la chica mirar a la puerta del baño y encontrarse a su padre con la polla fuera, obviamente se sorprendió y hasta se asustó. Pero al hombre todo le daba igual y hasta entró en la ducha para tocarla y ver si se animaba a hacer lo que él tanto deseaba.

Por suerte para él su hija era toda una zorrita, de esas que no saben decir que no. Pronto la guarrilla le mamaba la polla animada por supuesto por su propio padre, el cual pedía cada vez más. Ella se apartó en varias ocasiones pero el hombre agarraba su cabeza para que continuase. Se dio cuenta de que necesitaba ponerla más caliente, por lo que la sentó sobre el retrete y comenzó a comerle su joven coñito.

Pero ella seguía negándose, por lo que poco después y viendo que era imposible follársela la muchacha se fue corriendo a su habitación. Al percatarse de lo que sucedía fue su propio tío el que acabó yendo a su cuarto para ver que le sucedía. Se la encontró desnuda en la cama e intentó consolarla, pero claro, estaba demasiado buena la zorra.

Su padre no lo consiguió, pero su tío sin embargo si que lo hizo. Ahora era él quien le comía el coño mientras ella lo aceptaba, y después la penetró follándosela en su propia habitación hasta que se corrió en su cara.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS