¿Que más da que seamos hermanos? Solo es sexo…

El chico descamisado parecía bastante convincente mientras disimuladamente miraba el tanga de su hermana. Ella había estado hablando con su novio en su habitación, después bajó al salón y allí en el sofá estaba sentado su hermano. La jovencita iba en tanga, pero bueno, eran familia y le daba igual.

Sin embargo la conversación de su hermano solo giraba en torno al sexo. Le dijo que si tenía ganas que él podía servirle, a pesar de ser hermanos. Finalmente la convenció, o más bien ella se dejó convencer. Intentaron primero darse un beso en la boca para ver si la cosa iba a funcionar, lo probaron y no fue desagradable. Después de eso la cosa fue mucho más rápida, siguió un largo beso para después acabar ella comiéndole el rabo con ganas mientras el chico miraba hacia la puerta por si llegaban sus padres.

Después de la mamada se terminaron de desnudar y ella se tumbó bien abierta de piernas en el sofá esperando su verga. Se la metió, y nada más hacerlo ella sintió un escalofrío por todo su cuerpo, sentir su rabo dentro de ella fue la sensación inexplicable. Le estuvo dando duro durante un buen rato en diferentes posturas, ya todo les daba igual y solo querían disfrutar del momento.

Al final acabó eyaculando en su bonito rostro, y es que su hermana es realmente guapa. Su cara pecosa estaba totalmente llena de semen mientras sonreía feliz por haberlo hecho.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS