Puso los cuernos a su esposo con un negro, quería una buena polla

Siempre se quejaba de que su esposo tenía la polla bien pequeña. Dicen que el tamaño no importa, pero como se puede comprobar la madurita eligió a un hombre negro con una enorme polla para ser infiel a su marido. Por supuesto su esposo no sabía nada respecto a su infidelidad, lo matuvo en secreto, pero necesitaba sentir dentro de ella una gran polla para así sentirse llena. De hecho la zorra nada más llegar los dos a casa lo primero que hizo fue quitarle los pantalones para comprobar que efectivamente tenía un buen rabo, y no se equivocaba desde luego. Empezó a chupársela como una loca, que cachonda se puso la cerda.

Luego se puso a cuatro patas esperando sentir ese pollón, y el tío la penetró vaginalmente. No estaba acostumbrada a ese tamaño, por lo que le pidió que parase un poco, estaba realmente dolorida. Mientras paraba para recuperarse siguió chupándosela para que no bajase esa erección, quería volver a intentarlo. Se abrió bien de piernas y el tío la volvió a perforar mientras ella gritaba y gemía. Desde luego eso su marido no se lo podía hacer… de hecho no pudo ni metérsela entera debido a su tamaño. Finalmente se corrió sobre ella como si tuviera una manguera en sus manos.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS