Papá, te estás pasando un poco…

En efecto, su padre se estaba excediendo con las confianzas. Mientras que su hija estaba allí sentada con su ordenador portátil el hombre llegó y se puso a mirar que hacía. Su comportamiento parecía normal, como el de cualquier otro padre. Sin embargo sus intenciones no eran en absoluto normales. Primero fue tocando sus hombros, unos escalofríos recorrían el cuerpo de la jovencita mientras tanto. El maduro se percató y fue bajando hasta tocarle los pechos. Entonces la chica le dijo que se estaba pasando, era cierto, eso no era propio de un padre.

Pero ella se estaba poniendo caliente y finalmente su padre consiguió lo que pretendía, llevársela a su habitación. Ella estaba insegura y se detuvo en la puerta, pero su padre mientras la sujetaba de la cintura sonreía diciéndole que no pasaba nada. Así fue como ambos acabaron en la cama. El hombre iba desnudándola mientras ella sonreía, para la chica todo era un juego. Finalmente y tras un poco de sexo oral y juegos previos acabó penetrando su coño.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS