Papá, confieso que me pones cachonda

Estamos acostumbrados a ver escenas incestuosas de padre que intentan tener sexo con sus hijas, pero en esta ocasión fue totalmente al revés. Era precisamente la jovencita la que tenía ganas de polla, y la de su padre era la que más deseaba. Fue a su habitación a cambiarse de ropa para salir, pero al verla el maduro le dijo que fuera inmediatamente a cambiarse, que su hija no saldría a la calle vestida como una puta.

Ella obedeció, pero los atuendos que eligió no fueron precisamente los que más le agradaron al hombre. Sin embargo ella estaba tan caliente que pensaba aprovechar aquella pequeña discusión para hacer lo que deseaba. Se puso frente a él vestida de tal forma que se la pondría dura a cualquiera, y mirándolo fijamente le dijo que se lo quería follar. Al mismo tiempo que se lo decía le agarró el paquete.

Tras aquél gesto impropio de una hija el hombre saltó alarmado, no solo vestía como una zorra, también lo era. Pero tampoco era de piedra y él se puso duro. Poco después ya tenía su polla dentro de la boca de la teen mientras le hacía una mamada a la vez que sonreía. Después la desnudó, algo que tampoco le costó mucho trabajo, y se la metió en su coño.

Pero a mitad de follada el padre demostró lo que de verdad le gustaba, que no era otra cosa que el sexo anal. Así que se la metió en su culo hasta que finalmente se corrió dentro de su ano dejándole un creampie.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS