Mira mi polla, te la voy a meter entera

Así fue precisamente como le indicó quien mandaba en esa casa, ante lo cual la zorrita no tuvo más que obedecerle. Ella estaba en la cocina haciendo sus cosas, pero él la única cosa que quería hacer era follársela. Fue a por ello y casi sin mediar palabra se sacó el rabo indicándole lo que tenía que hacer, aunque ella lo sabía bien. Así fue como esta putilla se comió toda su polla para empezar hasta que la sintió tan dura y larga que casi no le cabía.

Luego ambos se desnudaron completamente, aunque tampoco se fueron de la cocina, siguieron allí. Así que sin más penetró su joven coñito y fueron directamente al suelo donde le pegó una buena follada hasta que por fin pudo descargar su depósito de semen en la cara de la zorra.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS