Mi obesa madre se pasó con su medicación, yo lo aproveché

Mi madre es una de esas mujeres obesas que no suelen hacer nada en todo el día, ella se dedica a tomar múltiples medicamentos que en ocasiones la dejan tirada por los suelos. Así fue como la encontré, tumbada y con algo de vómito. En realidad estaba bien, aunque indispuesta. Intenté reanimarla, pero lo que conseguí fue ver sus múltiples michelines y sus enormes tetas de gorda. Me puse caliente la verdad. Después la mujer pareció despertarse, y al verse medio desnuda conmigo a su lado parece que se calentó, a saber que mierda se habría tomado.

La cuestión es que una vez despierta ni se lo pensó, quería follar con un hombre y yo estaba con ella. A pesar de ser su hiijo comenzó a comerme la polla, luego fuimos al sofá y la desnudé. Joder, estaba realmente gorda, pero a mi me daba igual. De hecho a pesar de ese enorme sobrepeso me demostró que sabía moverse como una buena puta, especialmente cuando tenía un rabo dentro de su coño.

Le di duro hasta que acabé corriéndome sobre su enorme barriga de obesa, ella sonreía como buena zorra que era.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS