Mi hija está a punto de llegar, tenemos que darnos prisa

Su vecinita era la mejor amiga de su hija, pero joder, que buena estaba la puta. Cuando aquél día llamó al timbre de su casa no se imaginaba ni por asomo que acabarían así. Quería entrar, pero el hombre no le dejaba porque decía que su hija no tardaría en llegar, sabía perfectamente lo que quería la putita pues ya le había llamado por teléfono muchas veces para proponérselo. Finalmente consiguió lo que quería, fueron al sofá y pronto se sentó sobre él. Era obvio que lo había puesto cachondo, pero por si acaso comenzó a desnudarse hasta quedarse en pelotas sobre su paquete.

Abrió de piernas a aquella zorrita y empezó a comerle su coño. Después fue ella la que se comió su polla, la verdad es que para ser tan joven sabía hacer bien una mamada. Mientras tanto el hombre no hacía más que mirar a la puerta de casa por si llegara su hija y los pillara, pero aun así estaba dispuesto a correr el riesgo y le metió su rabo en el travieso coño de aquella putita.

Se la folló hasta que al final le soltó toda su leche en su bonita cara de colegiala

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS