Madurita se folla a un amigo de su hijo

El mejor amigo de su hijo fue a buscarle a casa, pero no se encontró con él sino con su madre. Ella era la típica madura que todos deseaban en secreto, por lo que estar allí en el sofá sentado junto a ella le hacía sentir algo incómodo. Su incomodidad se basaba en las ganas que tenía de follársela, pero al ser la madre de su amigo no quería tomar la iniciativa. No le hizo falta en realidad, ya que fue la mujer la que comenzó a tocarle a él mientras el muchacho se tapaba la cara sin saber que hacer.

Poco después esa madurita tetona le sacó la polla y la empezó a mamar, para entonces el muchacho estaba tan cachondo que ya no podía evitar llegar hasta el final. Fue así como se la folló en el sofá hasta que se corrió sobre sus enormes y bonitas tetas.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS