La madre de Julián me visitó aquella noche

Fui a pasar unos días a casa de mi amigo Julián, pero su madre no estaba dispuesta a dejarme dormir. Era la típica milf con la que todos nos habíamos pajeado pensando en ella, pero claro, eran solo fantasías. Sin embargo lo que yo no sabía es que la muy zorra también se masturbaba imaginando que follaba con un tío joven como yo. Por eso mismo aquella noche mientras se masturbaba con su dildo preferido tuvo la idea de venir a mi habitación y probar una polla de verdad en lugar de un simple juguete. Lucía una bonita lencería, una sonrisa de putita y se movía el pelo una y otra vez insinuándose. Yo sabía perfectamente lo que quería, y por supuesto que también lo deseaba.

No tardó mucho en meterse en mi cama y lo primero que hice fue descubrir sus tetazas para comérmelas. Luego la puta me comió la polla, aunque no tardó mucho en abrirse su peludo coño mientras se ponía sobre mi para que se lo penetrase. Fue ella de hecho la que me folló, al menos hasta que yo decidí llevar la iniciativa. Luego continué dándole hasta que la mujer quiso que acabase con una mamada. Tras correrme la mujer se molestó en limpiarme y después se acostó conmigo en mi cama, nos quedamos dormidos sin pensar que mi amigo dormía en la habitación de al lado.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS