Jovencita árabe corriéndose como una fuente

Le prometió que la haría gozar como nunca en su vida, y la única condición que puso ella antes de dejar que la grabase es que no apareciera su cara para evitar que sus amigos y familiares de su país de origen la reconocieran. El tío lo respetó, tapó su cara y se dispuso a comenzar. No la penetró, ni falta que le hizo. Mientras ella estaba tumbada boca abajo comenzó a masturbarla como un tío experimentado sabe hacer, y es que la verdad es que el cabrón sabía lo que se hacía. La jovencita estaba gozando, su coño estaba totalmente mojado y quería seguir disfrutando de esas sensaciones que nunca había experimentado.

Entonces le dijo que se diera la vuelta y ella lo hizo. La abrió de piernas y siguió masturbándola. Fue entonces cuando, sin que siquiera ella fuera consciente, la zorrita se corrió a chorro dejándolo todo perdido con sus fluidos vaginales. Fue su primera corrida femenina y hasta ella misma se sorprendió por aquello. A veces merece la pena probar cosas nuevas con alguien experimentado.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS