Jordi se folla a una monitora de gimnasio española

La chica estaba bastante más fuerte y cuadrada que Jordi, era evidente. Más que una monitora ella se hacía llamar personal sex trainer, ya que lo que a ella le gustaba era precisamente dar placer a los hombres a la vez que hacía que entrenasen físicamente. Pero este era todo un reto, el niño polla era y es un chico más bien delgado tirando a flacucho, no destaca precisamente por su musculatura.

Ella estaba el doble de fuerte que él, con una espalda como dos veces la suya. Así que para ponerlo como toca se tenía que esforzar,  y vaya si lo hizo. Las tías musculosas siempre tienen un cierto morbo, y ella hizo todo lo que quiso con el pobre Jordi, el cual por supuesto se la folló como todo un campeón.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS