Aquella madura tenía un coño enorme

La zorra estaba muy caliente, tal vez demasiado. Con una mujer madura de cuerpo tan impresionante como ella no es fácil follar, él lo sabía y la aprovechó hasta el último segundo. Estaba un poco gordita, pero eso le daba dos buenas tetas y un culo impresionante, atributos en los que ya había centrado su atención el tío que pretendía penetrarla.

Pero al abrirse de piernas sorprendío con un coño francamente enorme, bien depilado pero con una raja por la que ya habían pasado seguramente miles de pollas de grandes dimensiones.

Primero aquella guarra se la chupó, y después se la metió en su entrepierna mientras disfrutaba como la perra que era. Acabó poniéndola a cuatro patas, no era para menos con ese culazo.

Aunque eso si, la corrida fue dirigida a sus tetazas, no podía ser de otra manera.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS