Viejo casado llama a una puta joven cuando su esposa no está

Puso la cámara a grabar mientras la prostituta se estaba cambiando en la habitación para estar a su gusto. Le encantaban las chicas jóvenes como ella, y más aun si estaban en lencería. La puta salió y comenzó a tocarse para que viera bien la mercancía, lo cierto es que estaba muy buena. A pesar de estar casado era algo que solía hacer habitualmente, llamar a prostitutas cada vez que su mujer no estaba en casa. Se lo podía permitir, era un viejo con dinero.

El hombre se sentó y la puta comenzó a hacer su trabajo comiéndole la polla mientras él sonreía de satisfacción, aquello era su vicio. Después la puso a cuatro patas y se la metió entera en su coño a pelo, nunca usaba preservativos con las putas. Para la edad que tenía el hombre demostró que realmente eso de follar con chicas era lo suyo, se comportó como si fuera un jovencito hasta que acabó corriéndose en las nalgas de la putita.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS