¿Ves como no pasa nada hermanita?

En el primer encuentro sexual que tuvo esta chica con su hermano ella acabó totalmente corrida, cara, boca, pecho… mientras ella miraba resignada todo el semen escurriéndose por su cuerpo su hermano sonreía con cara de plena satisfacción. No fue la única vez que tenía algo sexual con ella, pero si la primera. Una vez roto el hielo la siguiente vez se atrevió a algo más que una simple y triste mamada (aunque placentera). Consiguió follarle el coño, cosa que en un principio dada su juventud (18 años) y su gran belleza había dado por imposible.

Fue a la habitación de la joven mientras ella estaba dormida y comprobó para su sorpresa que estaba durmiendo desnuda. Empezó a tocarla y al rato ella se despertó, lo primero que vio fue su coño totalmente mojado y, como un perro en celo, no pudo resistirse. Sin embargo ella no le permitió la penetración. Fue al día siguiente cuando por fin lo consiguió y además en el sitio menos sospechado. Ella ya estaba muy cerda de ver la insistencia de su hermanito y ya no pudo resistirse más, por lo que ambos acabaron follando en el sofá del salón de casa mientras no había nadie allí.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS