Su joven profesor de guitarra le metió la polla

La madura aprovechó que su joven vecino era profesor de guitarra para pedirle si podía enseñarla. Pero lo cierto es que la mujer no tenía demasiado interés en la música, tal vez se le daría mejor tocar la flauta porque tardó bien poco en comerle la polla. Al poco de empezar la supueta clase comenzaron a desnudarse. A la madura le van los chicos jóvenes, y ningún jovencito podría rechazar a una señora tetona y gordita como ella.

Las vecinas suelen ser un recurso fácil para tener sexo, de hecho no son pocas las que desean en secreto e incluso se masturban pensando en algún joven que vive cerca de ellas. Pero lo mejor es cuando la zorrita lleva la iniciativa, como le ocurre a este chico.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS