Su esposa era muy servicial y siempre estaba cachonda

Nada más llegar su esposo a casa ella fue a recibirle. Trabajaba muchas horas y ella siempre le esperaba pacientemente en casa. A pesar de su juventud era una de esas mujeres de las de antes, las que siempre estaban al servicio de sus esposos y disfrutaban complaciéndoles. El hombre se sentó y ella rápidamente fue a masajearle para que se relajase. Había sido un día duro de trabajo para él y tal vez con unas caricias no sería suficiente, y por lo visto insinuarse delante de él tampoco. Así que ella fue a por todas para que su marido se sintiese bien y le sacó la polla con intención de metérsela en la boca y hacerle una mamada.

Joder, merece la pena llegar de trabajar y que una tía tan buena vaya detrás de tí y acabe comiéndote el rabo. Y no solo eso, después se saca sus grandes y bonitas tetas y comienza a hacerle una paja cubana espectacular. Estaba claro que ella estaba muy cachonda y que llevaba horas esperándole impacientemente, así que tenía que follársela como un hombre hace a su esposa.

Así se la estuvo follando hasta que acabó corriéndose en sus perfectos melones mientras ella satisfecha miraba a su esposo, no podía ser más feliz.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS