¿Que comemos hoy papá? Empieza por mi polla

Una jovencita juguetona y divertida es lo que todo hombre maduro necesita en su casa, excepto en el caso de que se trate de tu hija y quieras hacer algo poco moral con ella. Este tío ni se lo piensa, cuando ella se pone una salchicha como si fuera una polla él va a comérsela directamente desde su entrepierna. Pero la comida para aquella jovencita empezaba por devorar el rabo de su querido padre, el cual no tardó mucho en desenfundar su paquete para demostrarle lo duro que estaba.

Después la puso junto a la mesa de la cocina y con su polla atravesó la vagina de la joven. Se acabaron las tonterías y los juegos, ahora se la estaba follando. El maduro era un auténtico macho, peludo como un oso y vigoroso como si fuera un tío joven. Tal vez el hecho de que fueran familia hizo que se excitara de tal forma que no se cortó en correrse en la cara de la joven.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS