perdone señor, yo no soy una prostituta

Las chicas que acuden a un casting de fotografía erótica son carne de cañón y en el fondo ellas lo saben, otra cosa es que se hagan las tontas y se lo pongan difícil al fotógrafo seguramente para subir su caché y que les paguen más. Esta preciosa gafapasta encarna perfectamente el personaje de la típica teen super vergonzosa y posiblemente virgen que no quiere que la tomen por una prostituta, ni de coña está dispuesta a quitarse la ropa interior y mucho menos delante de un completo desconocido. Esa es la teoría…

51445 veces visto

Categorias: amateur

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS