Me follé dormida a mi cuñada y acabó con el tanga en la boca

Mi cuñada está muy buena, solo hay que verla. Ese día me colé en su habitación aprovechando que estaba dormida e hice realidad mi fantasía más morbosa y pervertida. Estaba bien tapada, pero sin embargo dormía con las tetas al aire, eso hizo que me pusiera mucho más cachondo si cabe. La destapé y la contemplé, pero no iba a conformarme solo con verla, quería más.

Mientras la tocaba ella se dio media vuelta aun en sueños, yo le bajé un poco el tanga y aprovechando el hueco le metí mi polla entera. Me la estuve follando mientras estaba durmiendo, joder, aquello era demasiado excitante. También quise disfrutar de su boca, así que la saqué y se la puse en la cara. Intenté meterle la verga en la boca y cuando lo hice finalmente se despertó. Sus ojos de sorpresa lo decían todo, no daba crédito a lo que estaba haciendo. Sin embargo no tardó en ponerse caliente y seguirme el juego.

Al final me la acabé follando después de despertarse, le quité el tanga y se lo puse en la boca para que no hiciera ruido, lo último que quería es que mi hermano se percatase de lo que yo le estaba haciendo a su chica.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS