Madura infiel pone los cuernos a su marido con su jefe

Cuando invitó a su jefe a casa el hombre sabía perfectamente lo que pretendía, pero a ver quien coño le decía que no a una mujer como esa. Ella estaba casada, pero según aseguraba su marido no le hacía ni puto caso. Una mujer ardiente como ella necesitaba a un hombre que sepa complacerla, su marido no era ese hombre, por lo que tuvo que buscarse a otro.

Su jefe la ponía caliente, ya no solo por ser un superior y estar a su servicio, sino porque lo veía como un hombre maduro y atractivo. Y no solo eso, el hombre demostró estar a la altura pegándole un buen polvazo a aquella zorrita.

Comenzó a desnudarla y a besarla, su cuerpo era el propio de una señora de su edad, y desde luego le ponía cachondo. La veterana comenzó a chuparle la polla, él disfrutaba con sus grandes tetas y después le comió su coñito.

Al rato acabaron con los preliminares y comenzó a penetrarl a cuatro patas, no es para menos con ese gran culo de madura que tenía. Finalmente eyaculó sobre sus nalgas vaciando bien sus huevos.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS