Madura infiel follada por el amigo de su marido

Ella era una mujer casada, aprovechando que su marido estaba de viaje no dudó en aceptar la oferta de su mejor amigo para tomar unas copas y charlar. La cuestión es que en realidad ninguno de los dos quería hablar, más bien pretendían otra cosa. Tras beber un poco de más la mujer se quedó echada en el sofá, y fue el momento que el hombre aprovechó para sacarse la polla y plantársela en la cara. Ella sin dudarlo comenzó a comérsela, y al poco estaba abierta de piernas mientras el tío la penetraba.

Borracha o no la tía estuvo follando con él aun sabiendo que estaba poniéndole los cuernos a su querido marido, pero no le importó ni tan siquiera cuando su amigo se corrió dentro de ella.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS