Su madre quería follar, pero él no

El chico estaba durmiendo y su madre se metió su polla en la boca. Al ser una mujer madura y experimentaba sabía perfectamente que por la mañana la mayoría de los tíos tenemos la verga bien dura, así que no dudó en hacerle una mamada mientras estaba durmiendo. El problema es que su hijo se despertó sin saber muy bien que estaba pasando. Imagínate por un instante abrir los ojos y sentir la boca de tu madre mamando tu rabo. La mayoría de los chicos la habría dejado seguir, pero él no. En realidad le repugnaba la idea de tener sexo con su madre, no por el hecho de que no le pareciera atractiva, sino porque no quería cometer incesto con ella. Pero la madura estaba muy caliente y no estaba dispuesta a aceptar un no.
Al cabo de un buen rato en el que la vieja estaba francamente pesada el chico se dejó llevar por la situación. No tardó mucho su madre en sentarse encima de su polla para sentirla dentro. El chico empezó a excitarse mucho más y finalmente fue quien llevó la iniciativa y le pegó una buena follada. Al final terminó como había empezado la cosa, su madre mamándole la polla y él corriéndose en su boca.

47110 veces visto

Categorias: incesto

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS