Madre limpiaba pero su hijo no la dejó acabar

Su hijo era un desastre, como tantos otros jovencitos se dejaba todo tirado esperando a que su madre lo recogiera del suelo. Pero esta vez fue diferente. Mientras la madurita estaba de rodillas en el suelo él se estaba poniendo cachondo, aunque lo más curioso es que ella ya lo estaba también.

No tardó mucho la madura en acabar metiéndose en la boca la polla de su hijo. Después de aquella mamada no tardó mucho en desnudarse y plantarse totalmente en pelotas delante del muchacho. Como es más que evidente el chico se la folló allí mismo en el sofá hasta que al final la puso a cuatro patas en el suelo y acabó corriéndose sobre sus nalgas.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS