Madre cachonda prueba la polla de su hijo

Su madre tenía unas tetas enormes y bonitas, era algo que un chico como él no podía pasar por alto. Pero una madre conoce bien a su hijo y por supuesto se dio cuenta de lo que pretendía. Así que tras un rato de charla hizo algo totalmente imprevisible, se puso sobre el piano en el que tantas veces había dado clases al muchacho y se abrió de piernas. Por supuesto su hijo no pudo contenerse, entendió bien el mensaje y aprovechó su oportunidad.

Primero tocó sus dos enormes tetas, poco después con sus dedos palpó toda su vagina húmeda. Ambos acordaron ir a la habitación y terminar lo que acababan de empezar, cosa que hicieron. Allí en la cama matrimonial en la que solía dormir su madre el chico se la folló hasta correrse.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS