Jovencito buscaba sexo con la cerda de su madrastra

Hacía tiempo que su madrastra le ponía cachondo, así que un día en lugar de pajearse pensando en ella como solía hacer decidió cambiar. Fue a la habitación en la que dormía la vieja y comenzó a tocar su culazo. Ella tenía cierto sobrepeso, por lo que estaba algo gorda y además tenía un culo bastante grande. Pero eso le ponía más cachondo aun, por lo que acariciar su culo hacía que su polla se pusiera bien dura.

Tras un rato tocándola la madura se despertó, pero en lugar de regañarle decidió seguirle la corriente. Ella sabía que cuando un jovencito se pone caliente no hay nada que le baje la erección, y además su padre no le daba lo que ella necesitaba… era una combinación bastante peligrosa.

Primero ella le hizo una mamada, de esas que solo saben hacer las mujeres de cierta edad y experiencia. Después el chico la penetró, pero no por su vagina como era de esperar, se la metió directamente en su culo haciéndole un anal.

Durante toda la follada fue alternando entre su coño y su culo dándole a la vieja lo que tanto necesitaba. Sus tetas se movían mientras el chico la penetraba una y otra vez, finalmente eyaculó sobre sus michelines.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS