Doble penetración interracial, quería dos pollas a la vez

El sueño de muchas chicas es sentirse como un puto pavo relleno sintiendo dos buenos rabos moviéndose dentro de ellas. Esta chica lo consigue, mientras que el hombre negro se la mete hasta el fondo por el culo el otro se la mete en su coñito. Se nota que se compenetran bien, hasta siguen el ritmo a la perfección. Puede parecer sencillo, pero lo cierto es que efectuar una doble penetración es complicado.

Para ella esta experiencia fue tanto placentera como dolorosa. Sentirse tan llena por dentro fue algo increíble para ella, pero tal vez la próxima vez no invite a un negro para ello, ya que el tío tenía un rabo enorme.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS