Destrozando su coño con una polla monstruosa

Cualquiera de nosotros daríamos lo que fuera por tener una monstruosa verga como la de este señor negro, es bestial. Al principio uno tiene serias dudas de si le va a caber a la chica, principalmente porque es delgada y tiene un coñito bastante estrecho. Tal vez por ello comienzan a cuatro patas, dicen que es la postura más sencilla en estos casos.

Ella se percató de que hacerlo con ese tío iba a suponer todo un reto en el momento en el que comenzó a mamársela. Joder, es que no le cabía en la boca debido a su grosor. Sin embargo estaba deseando sentirla dentro de ella, por lo que se puso a cuatro patas mirándole con inseguridad y poco después estaba apretando con fuerza los dientes sintiendo aquel enorme rabo.

Pero la cosa no acaba ahí, ya que después de probar su coñito mojado y de dilatárselo de forma exagerada la sacó y se la metió por el culo. Eso también impactó a la chica, sin embargo le dejó seguir hasta que aquél pollón se corrió en su ano.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS