Déjame preñada hijo, quiero ser madre otra vez

Tener sexo con su propio hijo no le pareció suficiente perversión, ella fue mucho más lejos. Tras estar ambos a solas y acabar ella con sus dos grandes tetas al aire para deleite del chico, la cosa estaba clara como iba a acabar. Si, en efecto, su hijo tuvo sexo con ella. La mujer lo deseaba, y un tío joven nunca dice que no a una madura tetona (aunque se trate de su propia madre).

Pero en cuanto empezaron a follar ella tenía en mente otra cosa. Pese a ser una mujer madura todavía no era una vieja, aun tenía la regla y aun podía quedarse embarazada si lo deseaba. Pero no quería que el padre de su futuro hijo fuera un cualquiera, por eso tal vez decidió que el padre de su hijo fuera… su propio hijo. El chico comenzó a correrse dentro de ella mientras la mujer sonreía como una zorra.

Tras la corrida se fue a un sillón y levantó las piernas para asegurarse de que la fecundación tendría éxito. Ya puedes imaginarte la cara de su hijo.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS