Corrida interna en el chocho peludo de una madura

Mientras me corría dentro de su coño mi leche iba chorreando. No veas que coño tenía esta madura, era impresionante. Además lo tenía sin depilar, con mucho pelo, tal y como me gustan a mi los chochos. La zorra se tumbó primero en la cama para masturbarse, yo mientras tanto me pajeaba pensando en que me acabaría corriendo dentro de ella, lo tenía claro. Total, a su edad era imposible quedarse preñada, y nada supera a una buena corrida interna.

Pronto le acerqué mi verga a su cara y me hizo una mamada mientras se tocaba el coño. Se tumbó en la cama y abrió las piernas, yo le metí toda mi verga esquivando todo su matorral de pelos hasta introducirla al completo. La guarra no hacía más que gemir, se notaba que estaba demasiado cachonda. Luego se dio la vuelta y seguí follándomela viendo su culazo perfecto.

Al final ella quería mandar y se subió sobre mi rabo, pero en esos momentos yo no aguantaba mucho más. Miré sus enormes pechos, su cara de viciosa y su peludo coño y me corrí. Comencé a eyacular dentro de ella, la guarra se había dado cuenta y se estaba excitando aun más al sentir mi leche dentro. Al final de una impresionante corrida saqué mi rabo y le dejé mi regalo en su interior. Con todo mi rabo chorreando aun fue y me hizo otra mamada para tragarse todo lo que había quedado.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS