Con 18 años destrozada por su padre

La jovencita tenía 18 años, pero a pesar de su diminuto tamaño era toda una mujer. Siempre fue la debilidad de su padre, aunque ahora lo es por motivos bien diferentes. La chica tiene fama de ser bastante guarra y de tener sexo con bastantes chicos de la zona, cosa que llegó a oidos de su padre. Pero en lugar de molestarse por aquellos comentarios le sirvió para probar si podía follársela, y vaya si lo hizo.

La diferencia de tamaño era bastante grande. El padre era corpulento y con una buena polla, mientras que la nenita era delgada y bajita. Meterle entera su polla sería literalmente destrozarla, ambos lo sabían, aunque después de un buen rato intentándolo al final el hombre lo consiguió.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS