Su madrastra estaba dormida, pero aun así se la metió

Su nueva madrastra, una de tantas ya, era una mujer aun joven a pesar de su madurez y de mente abierta. Tras realizar juntos un viaje se vieron obligados a hospedarse en un hotel en el que solo quedaba una cama matrimonial, por lo que tenían que compartirla. No parecía haber ningún problema en ello, pero cuando el muchacho comenzó a tocar el cuerpo de la mujer mientras ella dormía todo cambió.

No pareció molestarle demasiado a la madurita que el chico hiciera aquello, es más, le gustaba. Acabó agarrando su polla y su hijastro, como ya supondrás, acabó follándosela.

Su padre desde luego tenía buen gusto, no solo elegía a las mujeres más guapas y con mejores cuerpos, sino que además elegía a las más zorras sin lugar a dudas.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS