Saboreando su peluda vagina, no tardó en penetrarla

Se abrió de piernas y enseñó su peludo coño, era impresionante. Desde luego al tío pareció gustarle, porque nada más verla así tocándose se acercó y comenzó a lamérselo. Hay quien los prefiere bien depilados, pero este hombre no era uno de ellos. Y es que una vagina bien peluda tiene un atractivo difícil de explicar. Le dejó su chochito bien mojado, y sus pelos cubiertos por saliva y fluidos vaginales quedaron muy húmedos.

Tras el cunilingus la zorrita le comió la polla, pero por poco tiempo, ya que lo que quería era penetrarla y metérsela bien atravesando ese matorral velludo que cubría todo su chocho. Al final y tras una buena follada se le corrió en la boca.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS