recompensa por un duro dia de trabajo

Respeto profundamente a la gente que rechaza el matrimonio o la estabilidad en pareja y prefiere llevar una vida promiscua basada en infidelidades, orgías o sexo en grupo, pero llegar a casa después de un duro día de trabajo y que tu mujer te haya preparado un baño espumoso y calentito para que te relajes no tiene precio. Si además es una mujer detallista, te llevará una copa de tu vino preferido para que calientes el paladar antes de la cena y no es de extrañar que se desnude, se meta en el agua contigo, te agarre la polla y se la meta ella solita por el culo rematando así el día solo para complacerte… Joder puritanos, por un momento hasta yo me estaba creyendo lo que estaba escribiendo y es que soñar es gratis; ni existe la mujer perfecta ni el hombre ideal, pero al menos pongamos buena voluntad por ambas partes.

32226 veces visto

Categorias: amateur

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS