Puso los cuernos a su esposo con su personal trainer

Ya era una mujer madurita, y a pesar de que tenía grandes tetas ella sabía que tenía que mantenerse en forma para ser atractiva. Por eso contrató a un personal trainer con el permiso de su esposo. Lo que tal vez su marido no sabía era lo que acabaría haciendo con él. La primera clase era simplemente una toma de contacto, pero el contacto fue real cuando el hombre le pidió que se desnudase para ver como estaba físicamente.

Ella lo hizo, y el tío se quedó con la boca abierta al ver sus tetazas. Se quedó totalmente desnuda la madurita y al poco se puso a comerle la polla. Estaba claro que ella no veía problema alguno en ser infiel a su esposo, ese tío la ponía cachonda. Poco después la estaba penetrando y disfrutando de su cuerpo, cosa que su esposo no solía hacer muy regularmente.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS