Le mete hasta el fondo su gorda polla negra

Nadie podría imaginarse que aquél hombre bajito y regordete tuviera semejante polla. Solo era un chapuzas, el típico que se dedicaba a arreglar cosas casa por casa. Pero cuando aquella atractiva mujer se sentó a su lado le quedó claro que quería ver su polla negra. Primero se desnudó para ponerle caliente, luego se sentó en la cama y esperó que sacase su verga. Tan solo se la podría follar si lograba sorprenderla con un buen pollón, y vaya si lo hizo. No es que fuera excesivamente larga, pero el grosor de ese rabo era descomunal.

Primero quiso probarla con su boca, apenas le cabía. Para ella fue todo un reto, y pronto se abrió de piernas para él. Le comió el coño y luego la penetró. Sin lugar a dudas era la polla más gorda que jamás había entrado en su coño, y eso se nota precisamente en la cara de la zorra.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS