La madre de mi mejor amigo es una zorra

Fue a buscar a su mejor amigo pero se encontró con la tetona de su madre. Esa madura era el objeto de deseo de todos los chicos del barrio, su hijo lo sabía pero también era consciente de no poder hacer nada. Y es que no solo la madura estaba buenísima y presumía de tener dos enormes tetas, sino que además era toda una zorra. Invitó a que entrase al amigo de su hijo, pero no precisamente para esperarle pues tardaría en llegar, lo que la mujer quería era ver si podía follárselo.

Utilizó su estrategia habitual y le volvió a salir bien, con el chico a su lado en el sofá sabía que el muchacho no tendría escapatoria. Pronto sacó sus dos grandes tetas y le sorprendió, ya que la guarra tenía dos pierceings, uno en cada pezón. Sin lugara a dudas era toda una guarra y se lo iban a pasar bastante bien. Al rato ya estaban los dos desnudos y él penetraba con fuerza la vagina de la madura mientras la guarra disfrutaba como una perra.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS