Hasta que se la metió a su hija no paró

Lo de este padre es sin duda algo digno de ver, ya que es todo un degenerado. Por el motivo que fuera sentía cierta atracción sexual por su propia hija, pero nunca se había atrevido a llegar tan lejos como aquél día. Nada más llegar la joven el hombre comenzó a increparle determinadas cosas, era simplemente una mera excusa para así tener acceso a su cuerpo. De hecho hasta llegó a levantarle la blusa para así descubrir y hasta tocar sus tetas.

La cara de asombro de la jovencita lo decía todo, no esperaba ese comportamiento por parte de su padre desde luego. Tras sentarse a ver la tele en el sofá junto a su padre el hombre no se detuvo. De hecho hasta se sacó la polla y, agarrando la mano de la jovencita, se la puso en ella mientras seguía ensimismada viendo el televisor.

En cuanto la chica se percató se enfadó con él, pero por dentro ella misma reconocía que se había puesto caliente. Finalmente el padre y la hija hicieron algo que nunca jamás deberían hacer dos familiares, y es que la penetró en el sofá. Ella estaba tan impresionada por aquello que apenas se movía, y de hecho hasta seguía poniendo caras de asombro. No se imaginaba que su padre fuera tan gran follador, pero como dice el refrán, todos los días se aprende algo nuevo.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS