una zorrita disfrutando en la piscina

Si hay algo por lo que se destaca esta guarrilla es por convertir cualquier cosa que se le ocurra hacer en algo morboso, incluso un inocente baño en la piscina en una tarde de verano, y eso que su novio se aseguró de que estuvieran ellos solos en el lugar para no calentar a nadie innecesariamente, aunque al final el que acabó palote perdido fue él.

FOTOS CASERAS RELACIONADAS