se va a la cama vestida de rosa

A esta veinteañera su madre todavía le compra los pijamas y por supuesto aún se los sigue comprando de color rosado, pero si supiera lo calenturienta que su hija tiene la mente, se la compraría en rojo putón llena de puntillas y encajes.

FOTOS CASERAS RELACIONADAS