paseo por el parque sin bragas

Ibamos tan tranquilos paseando por el parque cuando a mi novia se le ocurrió decir que quería sentarse un momento, y entonces descubrí que la muy guarra había salido de casa sin bragas. ¿Y qué hice? Pues a lo mejor otro tío se hubiera cabreado y la hubiera mandado enseguida a reparar el olvido, provocado o no, pero yo decidí aprovechar la ocasión y pedirle que se viniera a un lugar escondido entre los árboles, para “comprobar” que no se le hubiera olvidado nada más, jeje.

FOTOS CASERAS RELACIONADAS