hay guarrilla nueva en la oficina

No sé que pasa que ultimamente las becarias en prácticas que nos entran en la oficina van más para enseñar y provocar que para trabajar, pero he de reconocer que la cosa no me molesta: no me importa hacer su trabajo y el mío si a cambio puedo disfrutar de las magníficas vistas de sus jóvenes cuerpos y tengo alguna oportunidad de pillar cacho.

FOTOS CASERAS RELACIONADAS