El placer de follarse a una enana

Ser una persona enana o de pequeña estatura hoy en día no es un problema, ni tan siquiera si quieres dedicarte al porno. Ella era una mujer ya madura, pero con la limitación de ser tan bajita siempre había tenido complejos para hacer lo que más le apetecía, que no era otra cosa que acudir a un casting para ver si realmente servía para follar delante de una cámara.

Al final se decidió a hacerlo y ni lo dudó. El tío alucinaba con ella, que fuera tan bajita para él era una experiencia nueva a pesar de llevar tantos años haciendo castings, pero ni lo dudó. Abrió sus pequeñas piernas y le folló su coño, que pese a su tamaño en realidad no tuvo problema alguno para metérsela entera.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS