El castigo de su padre fue desproporcionado

Según su padre su comportamiento no había sido el adecuado. Cualquier otro hombre habría tenido una simple charla con su hija, pero él no era como los demás. Lo que hizo fue darle una serie de azotes en su bonito culo de jovencita, mientras ella protestaba por ello. Pero la ropa le molestaba, por lo que comenzó a quitársela. Los golpes eran más sonoros y dolorosos cuando golpeaba sus nalgas, pero por alguna razón eso la ponía muy caliente. Sin embargo el padre ya hacía rato que estaba muy cachondo, tanto fue así que ni se lo pensó cuando se sacó la polla para que se la chupara. Tras la mamada la colocó sobre su mesa y comenzó a follársela como a una perra. Si esta era la idea de castigo para su padre habría que ver que entendía por un premio.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS