deseando que llegue la hora de la siesta

En cuanto la pareja termina de comer y ella se tumba en el sofá para echar una cabezadita, su novio se frota las manos además de la polla porque tiene la gran suerte de tener una novia de sueño profundo de esas que no la despiertas ni a martillazos. El sueño de follarte a chicas dormidas es recurrente en los hombres y una de las mejores cosas que tiene es que le puedes echar dos polvos a tu pareja el mismo día y quedarte bien desahogado mientras ella pensará que solo ha sido uno, hay que buscarse los truquillos para sacar de paseo a nuestro amigo el calvo puritanos jejeje. 

491874 veces visto

Categorias: folladas

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS