Al negro le gustaban muy blanquitas

Desde luego contrasta ver el color de la piel de ambos, el hombre tan negro y ella tan blanca. Pero eso es justamente lo que le gusta a este tío, sin contar que por supusto la jovencita prefiere las pollas grandes de los negros como es evidente. El hombre era algo más mayor que ella, se suponía que iba a ayudarla con sus estudios en alguna que otra clase particular. Pero pocas mujeres pueden resistirse a los encantos de un hombre de color, en espacial si son jóvenes y promíscuas como esta zorrita.

Al poco de empezar la guarra ya estaba sobre la mesa con sus piernas abiertas y masturbándose delante de sus narices. Nadie en su sano juicio podría resistirse a aquello, por lo que no tardó mucho en meterle su gran verga mientras la chica disfrutaba como nunca en su vida.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS