A la cincuentona solo le van las pollas jóvenes

Que una mujer tenga más de cincuenta años no significa que deje de tener ganas de follar. Y así fue precisamente como esta madura lo demostró follándose a un jovencito al cual no le costó mucho convencer para tener sexo. Iban a ver una película pero los planes cambiaron rápidamente cuando la vieja le sacó su polla para mamársela, la muy zorra siempre tenía ganas. Mientras se la iba chupando ambos se desnudaban y él empezó también a masturbar su chocho.

Hasta se permitió fumarse un cigarrillo mientras se la chupaba, toda una puta. Después por supuesto se la folló, no podía ser menos. El coño de la cincuentona era peludo y le encantaba, aunque al rato también quiso metérsela un rato por el culo. Aunque eso si, tenía costumbre de acabar corriéndose en sus enormes tetas de vieja, todo un placer para un jovencito.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS