un jefe sin dotes de mando

No seré yo el que critique el grado de perversión al que ha llegado el jefe de estas dos chicas, el tipo es un fetichista extremo y así le va porque cansadas de la sumisión, las secretarias han cogido las riendas y le han dado la vuelta a la tortilla. Hoy veremos el interrogatorio al que será sometido el viejo para que les diga cuando les subirá el sueldo y para pedirle mejores condiciones laborales, ésto es lo que pasa a uno cuando es demasiado vicioso y no tiene dotes de mando.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS